LA LEGITIMACION DEL DERECHO POR MEDIO DE LA CONVIVENCIA ESCOLAR

16 octubre 2009

I.-Introducción:

El Plan de Derecho Educativo para la Convivencia Escolar (PDECE), tiene como objetivo principal entre otros el de la legitimación del derecho.

La legitimidad hace referencia al conjunto de valores, procedimientos, exigencias y principios que operan como criterios de justificación de normas, instituciones y acciones. Por su parte la legitimación es un proceso cuyo resultado es la legitimidad; este proceso justifica el orden institucional, las normas y las acciones.

A continuación queremos hilvanar nuestra propuesta que se centraliza en la legitimación del derecho en la escuela, por medio de la construcción de normas de convivencia, que fundadas en valores, y aceptada por toda la Comunidad Educativa, construya un nuevo paradigma de legitimación social.

Para recorrer estos caminos de legitimación debemos tener en cuenta que el pensamiento no es unidimensional sino complejo, lo mismo que la realidad, por lo que el Derecho Educativo debe ser multidimensional y complejo, para poder responder a problemas cada vez más pluridisciplinarios, transversales, multidimensionales, globales y planetarios.

Es por esto que en este trabajo vamos a seguir al Dr. Fernando Martínez Paz, dividiendo nuestro análisis en dos partes:

a) la primera presenta la situación del derecho en el proceso de deslegitimación característico de las sociedades contemporáneas;

b) la segunda propone la búsqueda de nuevos caminos de legitimación, en el marco de un “modelo jurídico multidimensional”.

II.- La deslegitimación y desinstitucionalización.

El derecho se vivía hasta no hace mucho tiempo como un dispensador de certezas impregnado de certidumbres, pero hoy las leyes no tienen el mismo significado que tuvieron antes y tampoco se las consideran máximas de conducta universal solemnemente proclamadas, a lo cual se debe agregar la incertidumbre y la crisis de los principios que informan temas paradigmáticos como la autonomía de la voluntad, los derecho adquiridos o aquellos vinculados a la responsabilidad personal.

Hoy se vive un estado generalizado de anomia; termino este que puede definirse como una situación social en la cual las normas que regulan el comportamiento han perdido validez y se manifiesta en la descomposición de las representaciones colectivas (ausencia, confusión y conflicto de valores) y en un colapso de la estructura sociocultural.

Asimismo se debe tener en cuenta que el proceso de globalización fulminante que vivimos, no sólo traspasa las fronteras de los estados, sino también las fronteras socio-culturales, y que plantea problemas centrales acerca del tipo de comportamientos de las estructuras jurídicas frente a las personas que provienen de estructuras jurídicas diferentes.

Otro factor importante en este análisis es la inseguridad jurídica, y la pérdida de la seguridad jurídica trae como consecuencia inevitable la ausencia del principio de la legalidad, y los problemas y hechos vinculados a la impunidad.

En su obra el Dr. Fernando Martínez Paz, señala que la situación de crisis del derecho que acompaña la crisis de la sociedad y de la cultura tiene los siguientes rasgos:

1) cabe señalar que distintos análisis ponen en evidencia las limitaciones del derecho como instrumento de control social;

2) que se observa una crisis importante en las fuentes formales del derecho en particular las de la ley y las instituciones que las elaboran, y una jurisprudencia errática;

3) que algunas funciones sociales del derecho se han desplazado a otros sectores del poder, como la economía y la administración;

4) que existen agudos desencuentros entre los tiempos del derecho y los tiempos sociales y culturales;

5) que el derecho no aparece como un agente activo del cambio social.

La conclusión final a la que arribamos en este somero análisis de la actualidad normativa es que se advierte un aumento de los problemas sin resolver y al mismo tiempo parece quebrarse el acuerdo sobre los paradigmas existentes, en cuanto se perciben urgentes reclamos de nuevos criterios de legitimación y de búsqueda de nuevos modelos jurídicos.

III.-Legitimación del derecho por medio de la Convivencia Escolar.

En el convencimiento de que las disciplinas se legitiman y justifican cuando desde su campo de visión conciben y reconocen la existencia de vínculos y solidaridades entre ellas, es que proponemos la legitimación del derecho usando como laboratorio especial a la escuela, es decir que aunamos por medio del Derecho Educativo dos grandes ciencias: la jurídica y la educacional.

El fenómeno educativo es al igual que el jurídico multidimensional y complejo; y si tenemos en cuenta que hasta ahora, nuestro sistema de enseñanza se ha apoyado, básicamente, en los desarrollos disciplinarios de las ciencias, que si bien aportaron la ventaja de la división del trabajo, trajeron el inconveniente de la fragmentación del saber, por esto considero conveniente encarar el trabajo de convivencia escolar sobre una propuesta interdisciplinaria. Es preciso en esta instancia afrontar la complejidad, ya que el conocimiento progresa, sobre todo, no por la sofisticación, la formalización y la abstracción, sino por su capacidad para contextualizar y totalizar.

Como se sabe el mundo jurídico no está compuesto unidimensionalmente (norma-ordenamiento jurídico), sino por una red de relaciones complejas cuyos componentes claves son las términos de la relación persona-sociedad-cultura-derecho y este último con dos elementos básicos:

1) el conjunto de principios éticos-jurídicos que determinan y perfeccionan las relaciones jurídicas y sociales y las formas de convivencia;

2) el derecho positivo constituido por las normas y los ordenamientos jurídicos.

El proyecto contenido en el PDECE parte de la idea de que las normas de convivencia en la escuela van a regular las relaciones jurídicas y sociales de la comunidad educativa, y que las mismas deben necesariamente estar constituidas en principios ético-jurídicos que determinen y perfeccionen las relaciones jurídicas de los sujetos integrantes de la comunidad escolar.

En esta propuesta de legitimación el modelo se entiende como una construcción teórica configurada por una red de enunciados (normas de convivencia), y una trama de relaciones compuestas por, comportamientos, interrelaciones o situaciones concretas, que conforman fenómenos jurídicos multidimensionales y una variedad de fenómenos socio-culturales, sometidos a revisión y control diario de toda la comunidad educativa.

Para esto es necesario contemplar al hombre no como el individuo atomizado del paradigma individualista, sino en sus relaciones con los demás, fundamento de la vida social, reconociendo al hombre en su realidad existencial, en su individualidad y personalidad, en su trascendencia, en el sentido de su historia y en el de su proyección en la historia de los demás.

La necesidad de profundizar temas que hacen a la solución de los conflictos entre la legalidad y la conciencia jurídica; nos obligará a destacar la importancia del derecho en el desarrollo y realización del sentido de la existencia humana.

Estas cuestiones exigen precisar las responsabilidades en el derecho y frente a la normas de convivencia, y obligan a revisar conceptos fundamentales aplicados hasta ahora como deber, responsabilidad o culpa.

El modelo de legitimación que proyecta el PDECE contempla una sociedad democrática, con sus componentes esenciales: apertura, pluralismo, y participación.

Es necesario recordar que los valores que deben predominar en la sociedad abierta son: libertad, racionalidad, antidogmatismo, disposición a la crítica, consenso, personalismo, dialogo, tolerancia, pluralismo.
El modelo jurídico multidimensional considera al conflicto como uno de los procesos sociales que tienen lugar en las sociedades democráticas, y representa un factor necesario en todos los procesos de cambio y se interesa por la regulación positiva de los conflictos, interesándose por proponer reglas de procedimientos para encauzarlos o solucionarlos. El totalitarismo privilegia la represión para solucionar los conflictos, la democracia su regulación.

Siempre hay que tener en cuenta que los conflictos sociales tienden a realizar una función positiva, si sus objetivos, intereses y valores no se oponen a los principios básicos en los que descansa la legitimidad del sistema social.

También en este proyecto se debe tener en cuenta para las normas de convivencia que se requiere la tolerancia como el factor principal del pluralismo, que supone una actitud que garantice a las relaciones humanas la posibilidad de contar con un estatuto de convivencia basado en la perspectiva pluralista de la tolerancia.

Por último la participación se debe convertir en un factor relevante que hace a la democratización del poder y el afianzamiento de las formas democráticas. Esto hace que la participación de todos y cada uno de los integrantes de la comunidad educativa en la creación, reformulación y control de las normas de convivencia, los involucre en el compromiso de tomar parte de las decisiones colectivas y a compartir las responsabilidades; convirtiéndose en un elemento dinámico de la convivencia y un mecanismo importante de la formación de la vida democrática. Es también un proceso valioso de autoeducación y concientización cívica y social, y uno de los caminos para lograr el cambio de mentalidad que permita renovar las relaciones humanas y sociales, dándoles nuevos contenidos y significados a la formación ciudadana.

El enfoque del modelo multidimensional incorpora el análisis y la investigación de las relaciones entre valores sociales y valores jurídicos, como una alternativa más para comprender mejor la multidimensionalidad del mundo jurídico.

Los valores son aquellos fundamentos ideales de la conducta y en esta dimensión se caracterizan como los juicios de deseabilidad, aceptabilidad o rechazo, atribuidos a toda clase de objetos y de hechos.

Es necesario, entonces reflexionar sobre los fines y los valores, teniendo en cuenta los problemas de las sociedades complejas y plurales. Porque ya no se trata únicamente de reconocer la diversificación del discurso ético, sino de orientar el compromiso moral de las conciencias individuales, para con los valores no negociables y pertenecientes a una problemática común a todos los hombres.

En definitiva por medio de la legitimación del derecho en la normas de convivencia se integra las dimensiones antropológicas, social, cultural y jurídicas, para ello se considera dos componentes fundamentales: uno positivo (positividad), que aparece como el ordenamiento jurídico vigente en la comunidad educativa y cuyo objetivo es organizar la vida personal, social e institucional de la escuela y contribuir a perfeccionar las formas de convivencia y otro ético (eticidad) que se manifiesta como el conjunto de los principios ético-jurídicos en cuanto fundamentos y criterios valorativos de las normas de convivencia escolar.

El dinamismo de la sociedad actual exige no solo trabajar con un ordenamiento normativo “dado” sino que además es preciso construirlo, día a día, por lo que reclama un modelo normativo abierto. De modo que a la comunidad educativa, democrática, participativa y abierta, le corresponde un ordenamiento jurídico abierto que incorpore al análisis, las experiencias de las interrelaciones entre los integrantes de la comunidad escolar.

Este ordenamiento jurídico de las normas de convivencia escolar, ofrece la posibilidad de romper el monopolio de la producción jurídica detentado por la ley; y concretar un fenómeno de producción extralegislativa en la comunidad educativa, lográndose en definitiva la legitimación del derecho por medio de la creación y aceptación de las normas de convivencia producto de la interrelación entre los sistemas jurídicos, sociales, culturales y éticos.

IV.- Conclusión

El PDECE (Plan de Derecho Educativo para la Convivencia Escolar), es un elemento dinámico de la convivencia escolar y un proceso valioso da autoeducación cívica y social, representando una de las principales herramientas para lograr el cambio de mentalidad, que permita renovar las relaciones humanas y sociales, dándoles nuevos contenidos y significados.

Incorpora el análisis y la investigación del enfoque multidimensional de las relaciones entre los valores sociales y los valores jurídicos, como una alternativa más para comprender mejor la dimensión del derecho en la escuela.

Parte de la idea de un mundo humano y jurídico inacabado, que la comunidad educativa está obligada a construir, respetando la premisa de que la cultura escolar es –además de lo dado, recibido y trasmitido- lo construido mediante las normas de convivencia elaboradas por todos los sujetos que integran la comunidad escolar.

En definitiva el Derecho Educativo debe velar por la construcción de un ordenamiento normativo de convivencia abierto, que sea construido diariamente por la comunidad educativa, fundada en valores de la cultura de la Paz y basada en la premisa de que la sociedad es un campo móvil y sin formas predeterminadas; el hombre necesita crear y perfeccionar sus propias formas sociales a través y por medio de la convivencia. Es una muy buena oportunidad para confiar en la educación y en su poder para legitimar el derecho y proyectar a la sociedad el compromiso de construir un mundo mas humano, libre, justo y solidario.


APLICACIÓN DEL DERECHO EDUCATIVO EN LA ESCUELA

13 octubre 2009

Propuestas, acuerdos y compromisos relativos a normas de convivencia y habilidades sociales

 

            El Plan de Derecho Educativo para la Convivencia Escolar, ve necesario dotarse de unas normas claras y concretas para toda la escuela, pero para que las normas puedan ser interiorizadas por los alumnos, deben de salir del seno de cada aula. Así en cada grupo de alumnos se debatirá acerca de conductas y actitudes que causan problemas y partiendo de esto serán los niños los que hagan las propuestas de las normas que ellos consideren necesarias.

 

            Es necesario tener en cuenta que de modo previo a la norma, los niños deberán adquirir los valores y las habilidades necesarias para el cumplimiento de la misma, así dentro del plan de acción tutorial deberán trabajarse dichas habilidades sociales de modo proactivo.

 

            Se contempla también la necesidad de trabajar las normas tanto con los alumnos como con las familias así como con los docentes, explicándole a cada una de las partes implicadas cuáles son sus derechos y sus deberes así como las consecuencias del no cumplimiento.

 

            Las normas a trabajar se pueden dividir en tres grupos: NORMAS GENERALES DE LA ESCUELA (CODIGO DE CONVIVENCIA) -NORMAS DE AULA – NORMAS DE SEGURIDAD.

 

            Cada ciclo concretará la forma de llevar a cabo la elaboración de las normas según las necesidades y edades de los niños

 

 

Educación Infantil

 

— Se trabajarán en asamblea con los personajes de cuentos y otros que los niños ya conocen.

— Se realizarán carteles para poner en clase.

— Se recordarán las rutinas en forma diaria.

 

Primer Ciclo de Primaria.

 

            Para hacer consciente al niño de la necesidad de la norma cada día se planteará una actividad que motivará al niño y con la que descubrirá esta necesidad. Ejemplo: Se aprovechará un momento de alboroto en el aula para que el niño compare ese momento con otro en el que no había alboroto y se le pedirá que exprese en qué momento se sintió mejor y por qué cree que fue así.

 

            Las normas que se acuerden se repetirán cada día y también en momentos puntuales en los que venga bien.

 

 

Segundo Ciclo de Primaria

 

            El proceso a seguir será igual al descrito anteriormente y se realizarán murales escritos y con dibujos para facilitar la entrada de información a aquellos niños que no saben leer.

 

            En la clase de 3º se revisarán las normas que ya están en marcha y se expresarán de forma positiva ya que existen pero están en negativo.

 

 

Tercer Ciclo de Primaria

 

            En asamblea se procurará guiar a los niños para que se den cuenta de la necesidad de la norma. Ellos mismos las irán elaborando (no muchas) de modo inductivo y grupal, se seguirá este mismo proceso para la elaboración de las consecuencias del no cumplimiento.

 

            Cada cierto tiempo se revisarían los acuerdos adoptados en la asamblea con la posibilidad de poder ampliar poco a poco el número de normas a cumplir.

 

            Se realizará un cuadro-mural en el que se expondrán las normas y consecuencias. Se entregará una copia del mismo a la familia.

 

 

Para el Ciclo de SECUNDARIA

 

            En asamblea se hará un inventario de comportamientos desadaptados y socialmente aceptados. Estos comportamientos se clasificarán en dos columnas.

 

            Entre todos se intentará ver la necesidad de reducir los comportamientos desadaptados, establecer normas y trabajar habilidades sociales que faciliten el cumplimiento de éstos.

 

            Las normas se pronunciarán siempre en positivo.

 

            Se realizarán murales para exponer los derechos y obligaciones de alumnos y docentes.

 

 

Conclusiones comunes a los diversos ciclos

 

            Del trabajo realizado en los distintos ciclos se extraen una serie de aspectos comunes que debemos tener siempre en cuenta a la hora de trabajar las normas:

 

1.     Los alumnos deberán ser conscientes de la necesidad del establecimiento y cumplimiento de las norma

2.     s, sólo así llegarán a interiorizarlas.

 

            2. Las normas deberán ser propuestas y consensuadas en el seno del aula, nunca impuestas por el docente, así también deberán consensuarse las consecuencias del no cumplimiento.

 

            3. Serán pocas, claras, concisas y tendrán en cuenta las posibilidades y características de los alumnos a los que van dirigidas.

 

            4. Se expresarán siempre que sea posible de forma positiva.

 

            5. Se colocarán de forma visible tanto en el aula como en la escuela.

 

            6. Se trabajarán de forma sistemática a lo largo del día y en los momentos adecuados, no sólo cuándo se incumpla.

 

            7. Se valora de forma positiva el establecimiento de asambleas para el trabajo y tratamiento de las normas.

 

 

 

EJEMPLOS DE NORMAS QUE SE HAN TRABAJADO EN ESCUELAS

 

 

— En el patio, tirar los papeles a la papelera.

 

            Se recordará a los alumnos antes de salir al recreo que deben tirar los papeles de sus golosinas a la papelera del aula.

 

            Para motivar a los alumnos y contribuir a la interiorización de la norma, se elabora un video en el que se recogen imágenes del patio antes y después de un recreo. La finalidad de este video es mostrar a los alumnos el resultado de sus acciones y concienciarlos de la necesidad de cumplir dicha norma. Los docentes deberán preparar actividades previas y posteriores a la visualización del video.

 

 

— Salir de clase a pedir algo.

 

            En relación con esta norma se pretende que el niño sea capaz de acudir a otra aula a pedir o comunicar algo de forma correcta. Para ello en el trabajo de esta norma se seguirán los siguientes pasos:

 

• Se llama a la puerta y el niño la abre dando el saludo.

• Pedir las cosas por favor.

• De no ser así se vuelve a su clase y se le dice que no ha hecho lo correcto.

• Los docentes vuelven a explicar lo que hay que hacer.

 

            Para trabajar esta norma se propone hacer una grabación por ciclos para que los niños puedan observar estos comportamientos y verbalizar antes de salir los pasos a seguir.

 

 

PROPUESTAS DE CONTINUIDAD Y MEJORA

 

            Para los próximos pasos proponemos:

 

— Realizar una evaluación inicial del cumplimiento de estas normas por parte de los alumnos, afianzarlas e ir introduciendo nuevas normas a nivel de la escuela, trabajando con los alumnos las habilidades necesarias para ello.

 

— Es necesario que exista un serio compromiso por parte de todos los docentes de la escuela en el cumplimiento de las normas con la finalidad de que todos podamos trabajar en una misma línea.

 

— Las normas y las consecuencias del no cumplimiento, deberán estar muy claras para todos los Sectores de la Comunidad Educativa: directivos- docentes-padres-alumnos-no docentes-ex alumnos, y se actuará siempre de forma acorde a éstas.

 

            Llevar un registro por aula del incumplimiento de las normas de cara a adoptar medidas más precisas y adecuadas con los alumnos más problemáticos.

 


Trata de Derechoeducativo’s Blog › Iniciar Sesión

13 octubre 2009